10 formas prevenir dolor de cabeza

18 03 2007

Un copy & paste brutal de ElUniversal, que la gente con tanto estrés y demás anda muy mal:

dolor de cabejaMuchas veces podemos pensar que una cefalea recurrente es una migraña (severos dolores en sólo un lado de la cabeza, acompañados de náusea, vómito, fotofobia y fonofobia), pero puede deberse a malos hábitos alimenticios y de estilo de vida.

Aquí te ofrecemos algunos consejos para evitarlo sin necesidad de recurrir a los analgésicos.

1. No omitir ninguna comida. Cuando se está más de seis horas sin probar bocado, el nivel de azúcar en la sangre baja y los vasos sanguíneos se contraen en un intento de llevar la glucosa al cerebro. En este caso, el dolor aparece no sólo por la contracción de los vasos sanguíneos, sino por el efecto posterior de relajación.

2. Evitar alimentos que favorezcan el dolor. El comer ciertos productos puede hacer que aparezca el dolor de cabeza. Algunos de los que se relacionan con la cefalea son el chocolate, queso, nueces, cítricos, cafeína, alcohol y otros que contengan glutamato de sodio y nitratos.

3. Mantener un buen nivel de hierro y vitamina B. Si el nivel de hierro está bajo se reduce la capacidad de la sangre para transportar el oxígeno, los vasos sanguíneos del cerebro se dilatan como respuesta a dicha escasez, por lo tanto, se puede aumentar el riesgo de padecer cefaleas. Se ha comprobado que la causa de la migrana en algunas personas es la falta de vitamina B. Por ello es mejor incluir en la dieta alimentos ricos en estas sustancias (aves, legumbres, uvas, huevo, cereales integrales).

4. Alejarse de olores fuertes y tóxicos. Las pinturas, solventes, gasolina, esmog, humo del tabaco o incluso algunos perfumes, pueden causar contracción o dilatación de los vasos sanguíneos y por ende las jaquecas. Si no es posible evitarlos, bastará con ventilar bien el lugar para disminuir la molestia.

5. No abusar de analgésicos. Es muy recurrente que, en cuanto sentimos punzar la cabeza, corramos al botiquín por un “ácido acetilsalicílico” (aspirina) u otro medicamento similar. Esto no siempre es recomendable, pues ingerirlos puede estar causando algún efecto secundario, entre ellos otro tipo de cefalalgia.

6. Evitar el sol en exceso. La exposición a la luz solar directa y por un lapso prolongado puede producir deshidratación. Si a esto se añade la tensión de los músculos de la cara por estar recibiendo tanta luz, puede desencadenarse un dolor de cabeza muy fuerte. El protector solar, gafas oscuras, sombreros y gorras ayudan a evitarlo.

7. Intenta cambiar de posición. El trabajo y el estilo de vida han hecho que muchos permanezcan largos periodos sentados y casi inmóviles. Cuando no nos movemos se reduce el flujo de la sangre en los músculos, por ello, es recomendable estirarlos con frecuencia. El sentarse de manera correcta (espalda recta, pies apoyados en el suelo), en una silla ergonómica y la espalda apoyada en la zona lumbar aminorará el pesar.

8. Mantener un nivel suficiente de iones. Estas partículas de aire cargadas de electricidad se encuentran en medios naturales y tienen un ratio equilibrado para nuestro organismo. Es por ello que lugares contaminados con la presencia de cemento, asfalto, acero, se producen más iones positivos y pueden ocasionar mareos y dolores de cabeza. Lo mejor en estos casos es no vestir prendas sintéticas, tener plantas cerca, mantener ventilada la habitación, bañarse con frecuencia y no estar por largos periodos en lugares climatizados.

9. Llevar un estilo de vida saludable. El mantener un ritmo de sueño constante y regular, aconstándose y despertándose a la misma hora y durmiendo un número de horas suficientes podrá evitar las cefaleas. Del mismo modo ayudará el practicar un deporte con frecuencia y dejar de fumar.

10. Reducir el estrés. Aprende a relajarte; se ha demostrado que las personas con dolores de cabeza crónicos suelen tener ciertos rasgos que aumentan su sensibilidad al estrés: perfeccionismo, ambición, minuciosidad y una gran necesidad de aprobación social. Reír es una buena medicina, pues hace que liberemos endorfinas, a las que se conoce como “la droga de la felicidad”. Liberar tensiones y problemas por medio de relajación, meditación, ejercicios de respiración y yoga son un buen auxiliar.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: